Ir al contenido principal

¿El minimalismo es sólo para los que tienen más?

A veces me pregunto si el minimalismo es algo esnobista, un nuevo trendingtopic que va de clase media para arriba. He leído en varios sitios opiniones que dicen que es solo para los que pueden tener y luego se sienten agobiados.
Para llegar a entender esta tendencia tuve que primero tener más de lo que necesitaba para luego querer eliminarlo. ¿Y si esa es la única forma de descubrirlo?
Esta reflexión me vino a raíz de este artículo. La autora refiere que para muchos el minimalismo no es una elección, que por su condición económica tienen que vivir con poco. Luego pensé, el objetivo de esta filosofía va más allá de tener cierta cantidad de cosas, se trata de querer menos, necesitar menos.
Si quieres menos no te sentirás frustrado ni obligado a vivir de cierta manera, no codiciarás cosas que no tienes. Mucho menos te sentirás menos que otros. Tu condición económica es irrelevante, pues quizás hasta descubres que puedes vivir aún más simple y dedicar tus pocos recursos a tus aficiones.
Claro que esto funciona cuando tienes al menos las necesidades básicas cubiertas y no tienes que luchar de mala manera para apenas sobrevivir. Por encima de este límite, una vez que se entiende que lo realmente importante no se fundamenta en el dinero, empiezas a desear poco en el plano material.
Que sí, el dinero es un medio para muchas cosas, por ejemplo para viajar y conocer culturas, pero una vez que simplificas te das cuenta que lo puedes hacer por mucho menos de lo que crees, que a veces las limitaciones están en tu cabeza y a veces impuestas por la moda, la publicidad y algunos valores retorcidos de las sociedades modernas.
Una vez entendido todo esto, se puede incluso trabajar menos para vivir más, pues tu forma de vida no requerirá de un gran financiamiento.
Yo no soy económicamente privilegiado a pesar de que vivo tranquilo hoy —mañana no sé—, que lo que he hecho me ha costado mucho esfuerzo, pero si que he llegado a tener y hacer mucho al mismo tiempo. De este modo, en el fondo no puedo contradecir del todo la teoría de que para ser minimalista hay que haber pasado por la etapa de acumular muchas posesiones, proyectos, vida social agitada y todo lo que viene con estar muy por encima del límite entre tener lo necesario y no tenerlo. La respuesta queda inconclusa, pues no la puedo fundamentar del todo.
Igualmente no es ni malo ni bueno, pero es para reflexionar y tenerlo presente. Creo que aunque sea así, si el total de la sociedades —y especialmente las clases dominantes— fueran minimalistas, como consecuencia habría menos ambición innecesaria en el mundo. Quizás las clases más bajas estarían menos oprimidas.

Comentarios