Ir al contenido principal

La vida es finita… y los últimos pensamientos para (volver a) cerrar el blog

Caminata matutina por Plaza España, Barcelona.
La vida es finita. Mientras más mayor me voy haciendo, también me vuelvo más consciente de mi propia mortalidad. Siento el constante deseo de estar al aire libre, dedicar más tiempo a mi cuerpo, a la naturaleza, y a hacer y disfrutar arte. Vivir la vida plenamente.
Tenía pensado un post mucho más elaborado y estructurado, pero escribí este a la carrera para no perder la idea y salir a disfrutar un rato de este soleado -aunque frío- día, mientras que la vecina de arriba que se acaba de mudar me sigue atormentando taladrando y moviendo muebles desde hace más de una semana. No sabía que en un espacio tan pequeño podría haber tanto para hacer. Claramente ella no es minimalista.
El minimalismo ha sido la mejor herramienta para re-conectarme con mi yo interior y descubrir una forma de aproximarme a mi vida completamente distinta. Todo empezó en el Camino de Santiago en la primavera del 2013.
Ya han sido cuatro años desde que empecé con el tema del minimalismo y más de dos desde que empecé el experimento del blog. En algún momento dije que cerraba el blog, pero seguí escribiendo, aunque con muy poca frecuencia.
Mi último post no me encantó para ser honesto. Sí, es una historia real, tal cual como pasó, pero desde mi punto de vista quedó en un tema meramente anecdótico que no aporta mucho. Otros post que he hecho también tienen un buen toque anecdótico, pero no se quedan sólo en eso.
Aunque sigo siendo un apasionado por el minimalismo como estilo de vida, ya no siento la misma necesidad de escribir sobre el tema. Tengo que ser honesto, quizás he seguido escribiendo últimamente sólo para mantener fresca la experiencia de tener una publicación. Me gusta escribir, eso sin duda, pero quizás es momento de moverme a otra cosa.
Creo que ya el tema del minimalismo lo tengo completo en cuanto a contenido escrito. Y como he dicho antes, casi todo (o todo) ya está dicho. Sólo queda seguir con la práctica.
Pensamientos finales:
  • He dejado de leer noticias desde el 06 de Febrero de 2017. Mi vida ha mejorado increíblemente. Cuando hay algo realmente relevante (independencia de Cataluña, atentados terroristas) esa la información me ha llegado igualmente. En ese momento me acerco un poco a los medios si hiciera falta.
  • Una de las mejores decisiones que he tomado es mejorar mi alimentación copiando algunas cosas del veganismo -sin dejar la proteína animal del todo-. Esto junto con el yoga, el senderismo e ir a trabajar en bici cada día me hizo perder 10 kilos de peso entre Abril y Mayo de 2017.
  • Es mucho mejor dedicarse a menos actividades, hacerlas mejor y disfrutarlas más, que hacer muchas y no aprovecharlas al máximo.
  • Cuando dejas de ver series y pelis de forma sistemática te das cuenta de la inmensa cantidad de horas, aunque trabajes, que podrías dedicar a hacer otras cosas que te gustan. “No tengo tiempo” dejó de ser una excusa.
  • Es increíble el poco tiempo que me toma limpiar con las pocas cosas que me quedan.
  • Siempre se puede disminuir más, depende de hasta dónde se quiere llegar. Eso sí, es muy importante encontrar el punto en el que se está cómodo con lo que de verdad hace falta. Tampoco es bueno tener menos de lo que realmente se usa, tiene significado para uno o aporta algo a la vida. Desde que empecé este camino debo haberme deshecho de aproximadamente un 80% de mis cosas.
  • No hace falta tener un gran armario, nadie me mira raro por vestirme de forma muy similar cada día. Es cosa de mantener la ropa limpia y tener aunque sea algo de variedad para refrescar la imagen de tanto en tanto.
Y por último, aunque esto nos lo repite mucho la gente mayor, de verdad piensa en lo que quiere decir envejecer y que tu cuerpo deje de responder de la misma forma y no haber disfrutado de caminar, montar en bicicleta, ir a la montaña, nadar. Piensa en el significado de la expresión “más nunca”, si llega el momento en que tu cuerpo, ojalá por la vejez, no pueda responder de la misma forma y no te permita hacer muchas actividades.
La vida es finita. Creas en lo que creas, se acaba. A veces vivimos como si fuera para siempre, como si el tiempo usado se pudiera recuperar. Y aunque algunas religiones ponen este plano de existencia como un paso previo al paraíso, piensa racionalmente, eso no tiene sentido. Mis creencias religiosas son irrelevantes, pero igual veo la vida como un milagro. Si después hay otro plano de existencia, de puta madre. Pero lo que sabemos es que estamos aquí y ahora. A salir, el mundo está afuera y no espera por nosotros.
Hasta aquí la maravillosa aventura del blog mynymo.com Ahora estoy buscando nuevos proyectos que me apasionen al máximo otra vez.
Eso no quiere decir que no escribiré más, pero si ocurre seguramente será de otro tema o con un enfoque distinto al blog.
¡Hasta otra! //Marco
.....
Si quieres más detalles sobre alguna de mis reflexiones o intercambiar ideas e cualquier tipo conmigo, escríbeme con toda libertad a marco@mynymo.com Por ahora pienso mantener el dominio mynymo.com

Comentarios